Conducción bajo la lluvia

Conducción segura bajo la lluvia

¿Se puede conducir una moto bajo la lluvia?

Si llevas muchos años montando en moto, seguro que te has encontrado con la lluvia durante alguno de tus viajes. Tanto si se trata de un viaje a campo a través como de un simple paseo dominical, la lluvia puede aparecer en cualquier momento. ¿Se puede conducir seguro una moto bajo la lluvia? Sí, desde luego que sí. Así que, en lugar de intentar evitarla, prepárate con estos consejos para conducir tu moto bajo la lluvia, ya sea esperada o inesperada.

Relacionado

Oferta funda impermeable para moto

Cómo conducir una moto bajo la lluvia

1. Inspeccione su motocicleta

Antes de salir a rodar, hay que inspeccionar algunas partes para estar preparado para el tiempo húmedo.

  • Neumáticos: Sus neumáticos deben estar preparados para canalizar el agua, lo que significa que deben tener banda de rodadura. Se recomienda inspeccionar los neumáticos para comprobar su desgaste uniforme y asegurarse de que la presión es la adecuada para su motocicleta. Un neumático poco o demasiado inflado reaccionará de forma diferente en el agua que cuando está seco.
  • Frenos: Las pastillas de freno deben tener suficiente material de frenado para detenerse en caso de lluvia. Si su motocicleta tiene una unidad ABS, asegúrese de que se revisa regularmente y de que funciona bien.
  • Aceite y líquido de frenos: Revisa tu motocicleta para asegurarte de que no hay ninguna fuga, ni de aceite ni de líquido de frenos. Una fuga de aceite no tiene por qué causar un problema de seguridad importante en condiciones secas. Sin embargo, cuando el aceite se mezcla con el agua, se convierte en una receta para condiciones resbaladizas e inseguras que pueden terminar su viaje antes de tiempo.

2. Lleve el equipo de conducción adecuado

Antes de salir a rodar a la carretera, protéjase de los elementos con el equipo y la vestimenta adecuados. Tenga en cuenta que hay dos tipos diferentes de ropa para prevenir el agua, la impermeable y la resistente al agua. La ropa impermeable no permite la penetración del agua a menos que se produzcan circunstancias extremas, como estar sumergido en el agua. Las prendas resistentes al agua se deshacen del agua de la superficie, pero tienden a permitir la penetración del agua después de un cierto período de tiempo cuando se les golpea con agua continuamente. Cuando busque una nueva equipación para condiciones de conducción más adversas, fíjese en el tipo de prevención contra el agua que se supone que tiene dicha equipación.

Relacionado

Traje Agua Moto: Mantente seco mientras conduces

La ropa resistente al agua, incluyendo chaquetas, pantalones y/o trajes de una sola pieza, es una necesidad cuando se conduce bajo la lluvia. Para que la ropa de lluvia tenga una buena protección contra el agua, la clave es que las costuras se solapen y no se alineen. Las cremalleras deben tener una solapa (o dos) que cubra la cremallera por completo y el borde de la solapa no debe alinearse directamente con la cremallera. Los puños de la chaqueta deben ser lo suficientemente largos como para cubrir los guantes de montar y tener un mecanismo de cierre, como una sección de gancho y bucle que pueda ajustarse alrededor del puño del guante. La ropa y la piel mojadas se enfriarán y reducirán tu tiempo de reacción ante los acontecimientos que te rodean, por lo que es importante que te mantengas concentrado manteniéndote caliente y seco. (Tenga también en cuenta que el equipo de cuero teñido tiende a desteñir el color cuando se moja, por lo que usted y su equipo pueden acabar con un bonito tono azul si no se protegen adecuadamente de la intrusión del agua).
Las botas de montar y los guantes impermeables son eficaces para impedir la penetración del agua. Cada uno de ellos debe ajustarse bien a usted para evitar que haya zonas expuestas por las que el agua pueda abrirse paso. Se recomienda que se ajusten lo suficiente como para poder meterlos dentro de una chaqueta o traje de lluvia.

Si tiene una bolsa de depósito instalada en su motocicleta o prefiere conducir con una pequeña mochila o alforja, considere la posibilidad de llevar ropa seca adicional.

Relacionado

Lo que necesitas saber sobre las maletas de viaje para una moto

En cuanto a los cascos, un casco integral ofrecerá la mejor protección contra el agua. Para aquellos que conduzcan con un casco de ½ o ¾ de cara, también llamados cascos Jet, lleve un juego de gafas que pueda utilizar en lugar de la protección ocular normal. Para una mayor protección de la cara, utilice un pasamontañas con una capa exterior protectora (por ejemplo, Gore-Tex) que elimine el agua e impida que el viento llegue a su piel. Debe tener correas que se enganchen debajo de los brazos para mantener el pasamontañas dentro de la chaqueta y evitar que se suba y deje al descubierto una posible costura por la que pueda pasar el agua.
Las bolsas de plástico son muy útiles cuando necesitas mantener tus objetos de valor secos durante un chaparrón.

 

Motorista bajo la lluvia
Motorista bajo la lluvia

 

3. Prepárese antes de salir a rodar

Además de contar con el equipo adecuado para el frío o la humedad, hay otras consideraciones que debe tener en cuenta en su plan de conducción.

  • Planifique su ruta: Si la lluvia se convierte en un aguacero y se convierte en un peligro para continuar conduciendo, tenga un camino alternativo o una parada de descanso para refugiarse durante un breve período o hasta que las condiciones sean más seguras. Los chubascos lentos pueden convertirse rápidamente en «diluvios». Marque algunos restaurantes favoritos, paradas de descanso o lugares alternativos en su GPS o mapa de papel para poder llegar fácilmente en caso de necesidad.
  • Tratamientos antiniebla: El empañamiento o vaho es también una preocupación cuando la lluvia o las condiciones climáticas húmedas son prominentes. El empañamiento se produce cuando hay humedad y una diferencia de temperatura a ambos lados del objeto. Por lo tanto, las gafas, la visera del casco e incluso el parabrisas pueden empañarse durante una tormenta. Antes de salir, limpie las superficies con un tratamiento antivaho. Cuando lleve el casco, considere la posibilidad de mantener la visera abierta para que se ventile y evitar que se empañe. Si te encuentras con una situación en la que el empañamiento es inevitable, detente hasta que las condiciones sean más seguras.

4. Cuidado con las condiciones de conducción húmedas

Las carreteras mojadas pueden crear situaciones peligrosas para cualquier motociclista. Aunque puedan parecer perfectamente limpias, a menudo las carreteras mojadas están compuestas por aceites y otros residuos resbaladizos en la superficie. Sea precavido y esté atento a los peligros que las fuertes lluvias pueden tener en la carretera para que pueda llegar a su destino con seguridad.

  • Tracción reducida: La lluvia deja al descubierto aceites que crean superficies resbaladizas y húmedas que reducen la tracción de tus neumáticos. La primera hora de una fuerte tormenta es el momento más peligroso para conducir, cuando los aceites se elevan a la superficie de la carretera y aún no han sido lavados. Si es posible parar para hacer un rápido descanso, es el momento. Espere a que pase la tormenta o hasta que la lluvia haya limpiado bien la superficie de la carretera de aceites y cualquier otra cosa que haya quedado atrás antes de volver a subirse a la moto. Una vez que la lluvia haya amainado, circule detrás de las huellas de los neumáticos del vehículo, ya que éstas han expulsado parte del agua y le permitirán obtener una mejor tracción.
  • Hidroplaning: Una gran cantidad de agua también puede provocar el hidroplaning, a pesar de lo buena o nueva que sea la banda de rodadura de tus neumáticos. El hidroplaning se produce cuando una capa de agua impide el contacto directo entre los neumáticos y la carretera. Para reducir las probabilidades de «hidroplanear», intenta evitar circular por líneas pintadas, tapas de alcantarilla, serpientes de alquitrán, charcos con colores del arco iris y cruces metálicos, ya que contribuyen a reducir el agarre de los neumáticos. Durante la conducción, reduzca la velocidad lo máximo posible, apriete el embrague y pase por el charco. En condiciones de mayor velocidad, trate de mantener la velocidad y evite los cambios bruscos, ya que pueden reducir la tracción de su motocicleta. Además, ten en cuenta el tipo de neumáticos que tienes en tu moto. Los neumáticos para todo tipo de clima están diseñados para soportar el agua, mientras que los neumáticos deportivos de verano pueden no ser tan ingeniosos.
  • Disminución de la visibilidad: La superficie presenta muchos retos, pero a veces lo que no se ve en la distancia es el mayor obstáculo. La visibilidad de la carretera y del camino es una gran preocupación. Siempre hay que llevar equipos reflectantes y/o de colores brillantes de alta visibilidad cuando se conduce bajo la lluvia. En condiciones sombrías, o en la oscuridad, podrían ser el elemento discernidor que te mantiene visible para otros vehículos mientras sus limpiaparabrisas golpean el parabrisas.
  • Aumente la distancia de frenado: Las posibilidades de frenado se verán reducidas en condiciones de lluvia en comparación con las de conducción en seco. La distancia de frenado debe aumentarse en la carretera mojada y las curvas deben ser lentas y constantes. Es mejor circular lo más vertical posible para que los neumáticos tengan la mejor zona de contacto y puedan expulsar la mayor cantidad de agua a través de las bandas de rodadura de los neumáticos. Al frenar, aplique una aplicación más ligera a los frenos delanteros. La aplicación reducida del freno delantero debe compensarse añadiendo más distancia de frenado.
  • Relámpagos: Si hay relámpagos que acompañan a la lluvia, salga de la carretera inmediatamente. Puede que los rayos sólo busquen objetos altos, pero esa electricidad tiene que ir a algún lugar del suelo. Si todo está mojado, incluido tú mismo, tus neumáticos no te van a aislar absolutamente de la electricidad que viaja por el suelo. No te arriesgues.

Conclusión: A veces se puede planificar con antelación y evitar conducir bajo la lluvia y en condiciones de humedad. Si está planeando un viaje largo, tal vez deba o pueda esperarse un poco de clima. Con la simple preparación de un cambio de ropa y técnica de conducción, se puede evitar el peligro y se puede llegar seco y fresco de un gran viaje.

Buena suerte y conduce con seguridad.

 

Rodolfo Fernandez
Motorista por afición at siempreconcasco | Website | + posts

Programador en la vida diaria y motorista aficionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba